DÍA INTERNACIONAL DEL ABRAZO AL ÁRBOL

«Todas las mañanas se le podía ver caminando entre los árboles, sentado a su lado meditando y hasta abrazándolos, obviamente todos pensaban que estaba loquito ¿quién en su sano juicio vivía abrazando árboles? ¡Y sobre todo tan temprano! Pero eso no era todo, los fines de semana aquel hombre los pasaba plantando más árboles, podando ramitas secas, abonándolos y regándolos, sobre todo cuando hacía mucho calor.

Nadie sabía su nombre, pero siempre tenía un saludo cordial y una sonrisa para todos, y los niños comenzaron a llamarlo Don Árbol; cosa que no le molestaba …»

Así comienza el cuento de un solo árbol que contamos en el taller del viernes 17 de noviembre, día internacional del abrazo al árbol.
Después de escuchar el cuento, salimos al parque de la pista para abrazar con todo nuestro cariño a todos los árboles que nos encontrábamos.

¡¡Qué experiencia más bonita!!

Publicado en: BITACORA